sábado, junio 11

Asterisco

El silencio que dejo tu sombra
Me mantuvo en pie durante aquellas horas
En donde esperaba aquello que nunca merecí.
Ahora los días no son más que apartes
De una historia que no termina en un final;
Porque tu recuerdo no encuentra final
En este laberinto llamado mente.
Lo que si te puedo escribir
Y susurrar posiblemente por medio
De estas letras que quieren ser arte,
Es que las cosas importantes (como las banales)
Encuentran término al escuchar aquella melodía,
Si, esa con la que entendemos
Que todo lo que empieza mal termina peor.
Lo increíble es que aun me cuestiono
Sobre la belleza de tu sonrisa,
Sobre lo intrigante de tus ojos.
Lucho solitariamente por esta cosa llamada amor:
Y en alguna calle, en cualquier esquina
Entenderé que me sigues esperando
Con esa sencilla caricia que me hace escribirte.
Es que ese silencio que deja tu sombra
Sigue rondando por mi escritura errónea
Y aquello duele hasta el fondo del sencillo hecho
Que aun creo en ti.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario