martes, mayo 31

Violín

Un violín entregado a la desdicha
Una sombra oscurecida ante el infinito de la locura;
Aunque, hay momentos determinados
En donde todo pierde un sentido claro:
Es decir, cuando se convierte en un círculo,
Necesariamente insaciable.
Un fallido acto de rebelión.
Porque si aquello que nos hace distintos
Encuentra un sinsabor, por el superficial suplicio,
Como lo es la normalidad,
Hemos de encontrar un error en nuestra meditación.
Y mientras la marihuana siga ahondando
Por medio de largas bocanadas hacia el cerebro,
Podremos regalarnos ese rato a solas
Por el cual el ser humano es verdadero;
Más, el violín calla,
Y toma forma de palabras:
Y aquello es lo que realmente molesta. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario