martes, agosto 30

Konita

No estamos locos
Es la sociedad la que nos encierra
En la burbuja de la sobriedad.
Si quieres
Puedo enseñarte a amar
Como los veranos perdidos en letras
Y las horas gastadas en la zozobra.
Konita,
Tú que has llegado a mi vida
No quiero que te vayas
Ya que navegas en el corazón
De un escritor.
Te enseño lo que sé
Y aquello es mucho.
No soy un rompe corazones
Pero si sé querer.
Eres mi nueva esperanza
Como la poesía muerta
En anaqueles llenos de polvo;
Sea como la magia instruida
Y la alquimia
De aquel escritor lúgubre. 

miércoles, agosto 24

Detallarte

Como la brevedad del tiempo
En su burbuja de espera;
Estás así, como lo que amo
A la distancia infinita
Que nos corrompe a lugares prohibidos.
Sol de luna,
Estrella sin carisma
Gravedad del tiempo
Sombra en el anochecer:
Es tardío nuestras compras
Hacia los siete mares,
Como en susurro en noches de verano.
Estas ahí como la fuerza redentora,
Como la espiral del tiempo.
Estas ahí para desahogarme
Como luz incandescente
En una lámpara de billar.
Ahora los días son mas necios
Y nuestro vínculo es más personal.
Estás ahí
Y así quedaras en el olvido
En los acordes de Sanz
En la intempestiva llamarada del fuego;
En la sombra lunar
En la esperanza de un nuevo dios.
Como te amo
Tanto para volverte a escribir
E intentar detallarte. 

sábado, agosto 13

Mi esposa

No quiero enredarte en mis mares de problemas
O en mis pensamientos que se contradicen a cada instante;
No quiero contarte sobre mí
Porque vos me conoces ya. 
No, en este escrito no hablaré de eso. 
Mira:
Es difícil definir lo que eres tu para mí
Porque significas muchas cosas;
Eres como el primer sorbo de café en la mañana,
Eres como la lluvia que moja el asfalto gris de esta ciudad fría,
Eres como esa brisa que roza los rostros,
Eres  como un aroma leve al olfato. 
Significas mucho;
Como la neblina del amanecer
O como el sol de la ciudad donde nací: caliente y tibio a la vez.
Entonces, 
Al ser mucho para mí,
Trato de ocultarlo
Para no demostrarte lo mucho que te extraño. 
Lo mucho que deseo que vuelvas
Y así entregarte los cientos de escritos después de ese primer libro.
De tratar de escribirte lo que significas
Y lo que eres acá: en las Letras, en mi vida. 
Eres algo de lo que no me puedo zafar;
Porque eres mi esposa,
La Musa a quien les escribo,
La Musa a quien yo quiero,
La musa que se ha llevado todas estas letras
A su sonrisa de cristal, siempre bella,
Como tus ojos cafeces, que son sólo tuyos.

sábado, agosto 6

Azul

La niña de cabello azul
Siempre con sorpresas.
Si la vida enseña algo
Es que no hay distancia para el amor;
Y aunque no me hagas caso
Estaré pendiente a tus movimientos:
No por ello caeré en el opio para el pueblo.
Sigo en mi rutina 
Encontrando nuevas tendencias,
Y aunque estés lejos
Me prometí escribirte.
Y aunque no te importe
Aquí estoy;
Venciendo los demonios
Aumentando la perspectiva
Escribiendo mi cuaderno número trece:
Todos perdidos.
Solo quedan las mejores letras
Publicadas al sol:
El color de tu cabello azul
Como la primavera y el mar.

miércoles, julio 27

Ahora que lo pienso

En noches oscuras
Ya tu recuerdo pesa:
Me siento alejado de mí
Hasta el punto de morir de amor.
Soy un icono del cual copian todos,
Es lo único que se:
Y esa certeza es lo que
Me hace enfrentarme otra vez.
¿Para qué tantas letras?
Aún me quema el recuerdo vivo
De tu presencia
Y los días son epígrafe de tu perdida.
Ahora que lo pienso,
No eras más que una imagen de mi destino:
Y aquello
Es el dolor para cualquier escritor
Envuelto en líos legales.
Por ello,
Esta carta no es más que un recordatorio
De quien soy
Y lo que he hecho,
Un punto aparte de lo que fuimos. 

miércoles, julio 20

Desorden

Todo duplicado es una abstracción
De lo concreto;
Todos al igual somos caminantes
De la vida,
Yo soy no más
Que un universo.
Es probable que los días
No sean más que el epígrafe del imposible
Y aún así espero los días:
No son más que sobras
Revestidas al viento.
Encuentro desorden
En la esfera de relación
Y así los días son mejores.

jueves, julio 14

Fuego

Justo ahora, instante fugaz por su esencia,
Todo recae en su propio peso.
Cada cosa adquiere aquel dote de importancia;
Todo encuentra un relativo reordenamiento 
En aquello que es entendido como centro;
Pero no debe ser este centro entendido desde la espacialidad,
Sino desde el carácter ideológico en su sentido concreto.
Navego en un limbo,
Si desean buscarle un sinónimo a las seis letras;
Ó bien me encuentro en la niebla espesa,
Aquella que no se va, aquella que no te deja.
El puente del pensamiento encuentra relación 
Siempre expresada en aquella llama
Que aún sigue creciendo en el silencio de la zozobra, 
De lo que es; lo que realmente atañe a la incertidumbre. 
Es una expresión del caos envuelta en su orden;
El caos va siempre de la mano con la transformación caminante.
Por ello,
Otro momento inscrito en este tren Tercero,
Es aquel momento fugaz donde el caos encuentra su armonía
En el proceso de transformación continua.
Y si, aquello que nos hace caer aún tanto
Queda bajo la reflexión sobre la complejidad 
De comprender aquel proceso;
Todo ello, bajo la búsqueda incesante 
En el silencio de tu pecho, siempre, envuelto en fuego.

miércoles, julio 6

Vuelta de esquina

Aun no me recupero de las derrotas
No me recupero de perder tu contacto:
No supero las expectativas,
Aun espero, si espero los siguientes días
Para retomar la escritura,
Para retomar los días mas cercanos,
Pues he quedado rezagado,
Y las formas no son otras
Que la fama o la derrota.
Yo me he estancado en el recuerdo
Y en la pregunta de si aun me esperas;
Y no quiero confundirme,
Eres de las que se aparta,
Yo solo escucho noticias de afuera
Esperando una palabra tuya,
Algo que me reconforte
Ya que te he perdido.
Aun así seguiré estudiando
A ver qué ocurre:
A ver si te recupero a la vuelta de la esquina.

sábado, junio 25

Naciente

Versos nacientes
Surgen desde el fondo de mí ser
Como ráfagas incontrolables
De una locura palpitante.
Todas las rimas
Todos los versos
Todas las letras,
Son todas para ti.
Oh maga mía.
Te siento en todo lado
Te extraño a cada momento,
¿Qué me hiciste? Que me has hecho:
Oh me has hechizado con tus besos.
Oh maga mía
Suena el teléfono:
No serás tú: no te olvides de mí.
Oh maga mía en la distancia infinita
No me olvides, porque yo nunca lo haré.
Oh maga, nacemos tan sólo eso.

jueves, junio 23

Cuestión de tiempo

Desde hace mucho
El tiempo quedó enfrascado 
En una búrbuja interpuesta por mis supuestos.
La realidad transmuta a cada instante;
Y la comprensión de hace algunos años
Me ha de parecer siempre corta
Ante los nuevos horizontes planteados,
Ante un nuevo escenario trazado.
Pero, aun así,
El tiempo siguió (y sigue) sumergido, 
Perdido en aquel círculo corrompido, el cual 
Quisiese romper en una maroma atística gratifcante.
El dolor de cabeza constante,
Junto al seguimiento de los pasos,
Siempre repetidos, siempre iguales, por ese algo inalcanzable,
Cansa al viajero, al soñador, al amante.
Por ello, eso que quedo rezagado,
Quizá en un escrito, entre tantos de esta vida,
De seguro hablaba sobre ese algo;
Ese algo que no cala en la realidad presupueta por estas letras,
Ni en la concepción de ser que he forjado.
Los días huyen, junto a las cosas que mas quieres;
Y el tiempo,
Aún enfranscado en ese algo,
Ha de encontrar (espero) ese peso relevante
En la concepción de mi trayecto, siempre continuo, siempre caminante.
Y, a pesar de todo este palimpsesto de frases sobre el algo,
Este (el tiempo) se me presenta efímero, rápido, 
Siempre acuoso a mi vista, a mi comprensión.
Si, desde hace mucho, aquello llamado tiempo
A quien, según venceriamos,
(En la segunda parte de este Tren de los Momentos)
Se perdió en alguna laguna de la mente,
En algún escape siempre sin sentido,
Dejando, claro está, un sin sabor en la boca
Y una crónica que cada vez pierde su esencia transformadora.
Tiempo;
Aún no he logrado recuperarme ante tus más sucias tretas,
Y creo, que ya es hora de develar ese algo 
Que aun te enfrasca, que aún nos detiene...

sábado, junio 11

Asterisco

El silencio que dejo tu sombra
Me mantuvo en pie durante aquellas horas
En donde esperaba aquello que nunca merecí.
Ahora los días no son más que apartes
De una historia que no termina en un final;
Porque tu recuerdo no encuentra final
En este laberinto llamado mente.
Lo que si te puedo escribir
Y susurrar posiblemente por medio
De estas letras que quieren ser arte,
Es que las cosas importantes (como las banales)
Encuentran término al escuchar aquella melodía,
Si, esa con la que entendemos
Que todo lo que empieza mal termina peor.
Lo increíble es que aun me cuestiono
Sobre la belleza de tu sonrisa,
Sobre lo intrigante de tus ojos.
Lucho solitariamente por esta cosa llamada amor:
Y en alguna calle, en cualquier esquina
Entenderé que me sigues esperando
Con esa sencilla caricia que me hace escribirte.
Es que ese silencio que deja tu sombra
Sigue rondando por mi escritura errónea
Y aquello duele hasta el fondo del sencillo hecho
Que aun creo en ti.

martes, junio 7

Carta V

Hay cartas que nunca se escriben Gisell,
Que se pierden en el olvido,
En el laberinto de la moral oscura:
Aquella que debo crear
Para poder pensar más allá.
Mira que las cosas rutinarias
Después de quitarlas un tiempo,
Al volver,
Las ves diferentes, las ves raras.
Ahora tengo miedo de algo
Que algún día quisiera confesarte
Mientras te pido excusas a ti
Y a los ocho cielos restantes.
Si corazón, algún día:
Porque hoy me he dado cuenta amargamente
Que te debo una promesa
Y que parece que no la estoy cumpliendo.
Ya ha pasado un buen tiempo, entonces,
Esta quinta carta, la más sincera
No hace más que recordarme dos cosas:
La primera es que cuando no hay nada estas vos
Mi sueño, mi esperanza.
Y la segunda
Es que debo comenzar a luchar por estar mejor,
Y no solo con ti, sino también conmigo mismo.
Recuerdo entonces que las letras son el puente y que yo
Voy a saltar el abismo. 

martes, mayo 31

Violín

Un violín entregado a la desdicha
Una sombra oscurecida ante el infinito de la locura;
Aunque, hay momentos determinados
En donde todo pierde un sentido claro:
Es decir, cuando se convierte en un círculo,
Necesariamente insaciable.
Un fallido acto de rebelión.
Porque si aquello que nos hace distintos
Encuentra un sinsabor, por el superficial suplicio,
Como lo es la normalidad,
Hemos de encontrar un error en nuestra meditación.
Y mientras la marihuana siga ahondando
Por medio de largas bocanadas hacia el cerebro,
Podremos regalarnos ese rato a solas
Por el cual el ser humano es verdadero;
Más, el violín calla,
Y toma forma de palabras:
Y aquello es lo que realmente molesta. 

domingo, mayo 29

Primer escrito

No hay posible concesión de escape ante la vida,
Pero si me preguntas
Mi apuesta es tan alta como el demonio
Que tira de a tres bandadas.
Escribirte es una infamia
Resaltada tras construcciones propias, humanas
En el lado oscuro que también significa a la ciencia propia;
Ficción en torno a la interacción
De internautas tras una pantalla.
Y si los días han enseñado algo
Es que lo posible es determinado por los hechos
Junto al contexto en el cual se desarrollan estos.
He intentado burlar al erial del cuerpo,
Y de vez en cuando me resignifico
En letras de otras y otros
Para no caer en infiernos negros.
Pero tu carisma pintada de inocencia
Me planta una barrera psicológica
En referencia a tu edad tan, pero tan corta.
Noches perdidas sin andar
Regalando al olvido lo mejor de nosotros;
Y qué importa si hemos de morir tantas veces,
Estaremos, por lo menos, otra noche
Asesinando a nuestros impulsos más prácticos
(Psico-sexuales para ser claro)
Y, el único dilema (problema) que le veo a todo esto
Es que yo vuelvo mientras tu apenas vas,
Una pista del porqué este primer escrito. 

El sueño de atreverse

Gritos, bambalinas y serpentinas
Les esperan en la calle
A aquellos que luchan
Por una revolución caminante.
Aquellos que luchan gritan y tambalean
No lo hacen por querer;
Sino por un sueño:
Un sueño que desvela
A los que sueñan
El sueño que soñaron
Algunos soñadores que querían un cambio.
Estos luchadores y soñadores
Trabajan por todos, por ellos por aquellos,
Por nosotros.
Si ellos soñadores que sueñan por nosotros
¿Porque no nos atrevemos a soñar?
A soñar un nuevo mundo, un mundo mejor
Un mundo para la generación libre; del amor. 

miércoles, mayo 4

146.3.A53T

Todos somos libres de expresar
Todos nuestros sueños y metas a alcanzar
Todos somos iguales ante la sociedad
Y ante todos los demás.
No merecemos discriminación
U otra forma contra nosotros de expresión
Todos somos uno
Y miles a la vez.
Porque debemos ser lo que somos
Sin temer a ser lo que nosotros queremos ser
Porque todos pensamos diferente
Porque somos totalmente independientes
Todos merecemos respeto
Porque todos nosotros no somos perfectos.
Todos merecemos nuestra cultura
Porque es ella quien nos identifica
Todos merecemos que nos respeten la vida
Porque somos iguales ante todas las doctrinas.
Todos todos y todos, con el derecho a la multiculturalidad.