sábado, abril 18

Se rozaron

A Imouto:


Se rozaron
Nuestras dos almas desnudas,
Tenues cálidas
Tras el palpitar
Y el deseo intenso
De un beso conjurado
Bajo los árboles de cerezo.
Amparo de mayo;
Gracias por esta locura impresa
Al viajar junto a mí tan lejos en esta
Ciudad tan negra,
Para vencer el miedo
Sumergirse en mares de pensamiento,
Alabar ese único beso.
Ese nombre tuyo no será olvidado
Ya que eres luz de bombillas sin foco
Pues seas tú el todo que pedí
Por mi curación tardía,
Gracias. 
                                                            Erina Ogura

No hay comentarios.:

Publicar un comentario