miércoles, marzo 11

Estallido

Todo recae en figuras del pasado,
En la estrechez de tu cintura,
En la alegría de tu sonrisa
Y en el epígrafe del imposible.
Tu aroma se me extravió en aquella decisión de
Aceptar lo establecido,
Yo, supuesto soñador rebelde
Que no ha logrado romper la barrera de la ceguera:
Es el inconsciente el que regula la existencia de las masas.
Son solo pocos los granos
Que ascienden a las superficies:
Deseo un huracán indescriptible,
No para que arrase todo dejando todo en silencio:
Uno que transforme esta realidad
Dejando que los implicados sean los únicos testigos.
Es un recurso ante la desolación,
Ante la enfermedad de mi irracionalidad;
Un ente claro ante la pasividad.
Genero solo problemas
En los lugares que suelo frecuentar.
Encuentro que por encima están
Mis intereses antes que el de los demás,
Aunque aquello ha de estallar;
Espero que sea durante
Las primeras páginas de este bienvenido onceavo cuaderno.
Y si no, que llegue progresivamente,
Sobre su trayecto

No hay comentarios.:

Publicar un comentario