domingo, enero 18

Mi pequeña Imouto

La inocencia escondida,
La fortuna que naciste en esta época.
Tus sueños que no alcanzan 
A divisar un futuro, no por tu desdicha,
Sino por tu coraje perdido. 
Tu búsqueda en algo que no existe;
Porque como vemos el amor, no existe. 
Tu intento por ser algo,
En el laberinto de ser muchas;
Pero la mayoría falsas. 
Porque aquello es real, pero no presencial.
Tu sabiduría inventada,
Creo que me he confundido de etapa. 
Tu decepción ante el mundo. 
Es normal,
Todo causa (todo no, la mayoría)
Decepción en el mundo;
Y eso que no conoces como es ese mundo. 
Tu máscara de niña
Pronto no servirá,
Y tengo que decirte lastimosamente 
Que aquello es privilegio de pocos;
Porque no es algo de seguir por siempre.
Pero si lo decides,
Juegas con tantas palabras,
Que terminarás aburrida de la vida real.
Intenta una vez más,
A ver si te salvo, y te dejas salvar.
Y de paso me regalas esperanza,
Que aquella anda perdida en búsqueda de las seis letras.
Qué vida ésta.
Y que escrito este,
Quién lo diría... 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario