viernes, octubre 10

Reina el silencio

No sé desde hace cuanto el silencio
Reina en esta soledad tan merecida.
Ese no es el problema:
El problema es mi carácter
Mi genio, mi mal genio.
Desde hace mucho ya ando abrumado
Ando buscando un sentido
Y no lo encuentro:
Maldita sea: no lo encuentro.
Y eso es como una espina,
Pero aquella, como diría Sanz, no acaricia.
Aquella destruye, hiere
Y aquello me detiene.
No puedo surgir: mi arte no surge como antes.
El silencio raro
Abunda en mis amargos pensamientos:
Es un camino interesante.
Pero, ¿es el deseado?
Qué camino seguir, si el construido
Conlleva un peso ya difícil de cargar:
El pasado es un peso que pesa cada vez más.
Reina el silencio,
Reina la amargura.
Dime, ¿qué gano con eso?
Que dividendos deja
Si no organizo mi vida en un sistema.
La libertad se pierde ante la organización
Que exige la realidad.
Eso afecta al ser artístico,
Me afecta.
A decir verdad, quisiera que llegue
Un golpe que cambiase el mundo:
¿Quién me puede cambiar el mundo?
Que alguien me muestre algo diferente:
O si no, me hundiré en esta realidad
Que te come, que traga tus sueños.
Reina el silencio
Que alguien lo derroque.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario