jueves, octubre 30

Es por Eso

Yo no puedo olvidarme de vos.
No puedo. 
Eres como el primer sorbo de café en la mañana,
Como el ideal por el que luchas,
Como la canción que te hace recordar,
Como las letras que no podes olvidar.
Yo no puedo olvidarme de vos,
Así el universo se junte y quiera destruir
Lo construido tras tus ojos cafeces, 
Que son sólo tuyos mi vida, tan sólo tuyos.
No puedo, no puedo. 
Por eso aquella decisión,
Por eso este blanco y negro;
Porque debo salvarla; debo salvarla.
Es por eso, es por eso.
Debo salvarla, y debo salvarme.
Si puedes entender eso,
Sabrás que eres las alas que me mantienen en vuelo,
Que eres lo que yo más deseo, 
Que eres la persona que inspira,
Uno, dos, los libros que sean.
Porque sé que me contradigo,
Sencillamente al buscar hacer la correcto
Siempre termino haciendo las cosas mal.
Siempre termino errando, errando, errando. 
Caigo para que tu aire me levante,
Y no por eso te pido algo;
No te pido nada. 
Sólo que respires, y me regales esa frase,
La de siempre.
Más,
No me creerás.
Ya sé lo que te diré: 
Un segundo libro viene para vos...

domingo, octubre 19

Senzantez

Entre avatares y regresos;
Entre el riesgo que significa recorrer el
Camino con el fin de llegar a una meta;
Yo me encuentro en la encrucijada de aquel
Que piensa que lo tiene todo por su decisión
De vivir ante aquel mismo riesgo.
Quizá, mi pensamiento no sea más que
Una bóveda de lugares, fechas, horas y leyes
Perdidas en el balbuceo de dos o tres palabras mal tragadas.
No importa si nos urgimos en la boca de una amante
Cuando ni siquiera corremos al cielo placebo de nuestros deseos:
Me pierdo en la sensatez del que olvida,
En la sensatez del silencio
En la sensatez del sentimiento.
Y aunque no sea más que un burdo escrito 
De palabras sin sentido, sin dirección alguna
O sin aquel camino acompañado de guerras sin sentido, 
Ahogarme en la soledad de un lugar vacío de esperanzas y dioses
Es lo único ufano ante la saciedad, si, extingua de la vida.
Oh vida, si tan sólo supieses que aquel
Que no sufre está destinado a los avatares 
Más crueles del destino;
No te quedarías exhorta ante la ignominia 
Que recorre nuestros pueblos.
Si tan sólo hoy te quedases aquí,
En la sensantez, vuelta sesantez de un escritor
De una hora, de un día, de un mes 
Junto a las palabras enviadas a destinatarios perdidos
Os darías cuenta que aquel leve suspiro,
Que aquella llamarada de sol intempestiva
Por la soledad de un niño recluido en su prosa,
No es más que el poco resquicio rastrero
Que separa lo más sentido y comprendido;
Porque ese momento de sensatez,
Ya dicho y escrito
Vuela nuevamente a lo dicho y por decir...

viernes, octubre 10

Cae la lluvia

Cae la lluvia;
Y yo, desolado en busca de un futuro.
Cae la lluvia;
Y tú, desolada en la distancia que se parte
En la falta de lo concreto,
Aquello que revela nuestra existencia.
Cae la lluvia
Mientras aparco en la soledad para no mojarme:
Cualidad de joven que no he perdido.
Cae la lluvia;
Mientras intento dibujar tu sonrisa
En aquel asfalto lleno de agua:
Me trato de esconder de mi certeza
Sólo para reconocer lo verídico,
Lo que ya se ha dicho
Mientras tu pelo se moja
En aquel elixir que significa escapar
A la realidad decadente;
Es por ello la decisión de rebelarse.
Cae la lluvia,
Y heme aquí sin leer,
Ni palpar tu cintura. 

viernes, octubre 3

Blanco o Negro

Noche o día, 
Luz o sombra, 
Izquierda o derecha, 
Bien y mal.
Dualidad humana, 
Que se pierde en los estribos de la realidad;
Porque cuando buscas ser más,
Hay veces que te soles confundir de lugar:
No sabes si estas allí, si estas allá,
No sabes si te levantas,
Si caes, 
Si vuelas por los aires,
Si te zambulles por el suelo.
Mirá:
Las cosas son raras
Y la vida es una rueda que nunca frena 
(Como lo diría aquel poeta).
El todo y nada es fácil, 
Pero hay veces que es necesario
Partir la vida. 
Por eso dividí mi vida 
Ante las calamidades de la misma. 
¿Viste?
Viste que al ver cómo se cae el mundo
No queda nada en que creer,
Y tan sólo está el escribir,
Para buscar la respuesta a la pregunta nunca hecha. 
Viste, como hay veces que el mundo nos enferma,
Y tan sólo queremos escapar para creer en algo por mínimo que sea;
Es levantar la cabeza
Y decir que esta vida
No es más que una metáfora
Propuesta por la locura incierta. 
Más, si te vas al otro lado, 
Encuentras que es una mierda,
Y que nada vale, 
Sino tu dinero, tu "aptitud",
Y tu maldita frialdad ante los problemas de la realidad concreta. 
Vivimos en dos mundos
Partidos por el blanco y negro.
Pero yo digo
Que el negro es donde se es feliz
Y el blanco es donde más sufrís. 
¿Por qué?
Porque los que somos hijos de puta,
Siempre queremos más;
Aunque nos conformamos con lo que se encuentre.
Corazón,
O es blanco o es negro. 
Pero vos y yo sabemos,
Que las excepciones existen
Y que esto es como un Gris. 
Eso, un Gris. 
Arriba o abajo,
Gritar o callar, 
El ser o no ser,
El querer y el odio.
(Siempre hay un solo paso entre los polos,
Doy ese paso)
Es blanco o es negro.