domingo, diciembre 28

Praxis

Subjetivación propia de la existencia;
Característica intima del trasegar de estas letras.
Horas en referencia a la pérdida de la esencia
Una lenta práctica referente a la estrechez de las aceras.
Un vaso plástico con líquido negro
Que se rebasa en su propia humedad.
Una praxis empobrecida por la búsqueda de certezas;
Lágrimas en conjunto en micro-sociedad por reflexión intensa;
Romper paradigmas para el sobrepaso de viejas metas,
Conceptualización errónea
Junto a la fulminante sensación de dislexia
En deriva de la corriente teórica nihilista.
Una proporción del narcisismo en sociedad decaída
Plantea al sujeto la imposibilidad
De esperanza ante los duros rasgos de la vida.
La vida se agolpa junto a los golpes que recibimos de ella; se choca,
Conjuntamente en la sátira social propia
Del sadismo que envuelve el ansía de destrozar lo bello, lo lindo, lo puro;
No hay posible concesión de la masa
Para los que se hacen llamar distintos.
El teatro de lo absurdo,
Que genera en el paciente un teatro hacía lo pedagógico.
Enmarcar seres que no somos
Es un proceso descarnador que apacigua a los serenos;
Pero el silencio es camino certero.
La falta de poder es la primera angustia del desorden social;
Búsqueda inútil bajo la institucionalidad.
Solo quien es capaz de rebasar los límites de esta
Podrá comprender cuan quebrantable
Se torna ella; dilema necesario del sujeto
Que se enerva presionado por sus angustias más serias: las contradicciones.
El sujeto no transforma la realidad solo;
En conjunto se difiere regularmente hacía el fetiche.
Quien realmente logra sobrepasar los límites del ego
Es quien se adentra en la deconstrucción del entendimiento:
El problema es que esta es siempre mierda
Por la banalidad de las corrientes aprehendidas
En la constante relación adquirida;
Regularmente expresada bajo la institucionalidad vacía.
La institucionalidad copta al sujeto,
Porque su relación parcial es un reflejo del ello:
El espejo del contorno social
Expresado en la pulcritud del pensamiento en la socialización
En torno al desarrollo biológico de los sujetos.
Pero lo importante aquí radica en la praxis
Y las contradicciones por las cuales atraviesa en reflejo de lo leído, escuchado, sentido.
El límite del sujeto sobrepasa su interés
Cuando el entorno macro-social
Constituye el espacio mínimo que entrevere la institucionalidad;
La praxis es así influencia de la cultura, enferma en este caso.
No hay salvaguardo en la contestación de inconformidad del sujeto ante el ente;
“El yo es un proceso experencial”*
Por ello, el camino de los ciegos
Es el reflejo de la pobreza de su ego. 

miércoles, diciembre 17

Primer Escrito

No hay posible concesión de escape ante la vida,
Pero si me preguntas
Mi apuesta es tan alta como el demonio
Que tira de a tres bandadas.
Escribirte es una infamia
Resaltada tras construcciones propias, humanas
En el lado oscuro que también significa a la ciencia propia;
Ficción en torno a la interacción
De internautas tras una pantalla.
Y si los días han enseñado algo
Es que lo posible es determinado por los hechos
Junto al contexto en el cual se desarrollan estos.
He intentado burlar al erial del cuerpo,
Y de vez en cuando me resignifico
En letras de otras y otros
Para no caer en infiernos negros.
Pero tu carisma pintada de inocencia
Me planta una barrera psicológica
En referencia a tu edad tan, pero tan corta.
Noches perdidas sin andar
Regalando al olvido lo mejor de nosotros;
Y qué importa si hemos de morir tantas veces,
Estaremos, por lo menos, otra noche
Asesinando a nuestros impulsos más prácticos
(Psico-sexuales para ser claro)
Y, el único dilema (problema) que le veo a todo esto
Es que yo vuelvo mientras tu apenas vas,
Una pista del porqué este primer escrito.

sábado, diciembre 13

Por vos; Para vos

Poemas, escritos, letras;
Si, está todo aquello,
Pero pregúntate: ¿lo es todo?
De mi parte, hay veces que afirmo que lo es todo,
Y pienso si te gustará este nuevo libro;
Otro exclusivo a tu nombre. 
Más, hay veces pienso que no lo es todo,
Porque aquellos dos ojos de los cuales saltan sus pupilas,
(entre los que he de mirar)
Me seducen a seguir creyendo en esta negativa. 
Son muchas cosas que siento por vos, mi querida:
Una de ellas, es que vos no me ayudas a decidir
Un rumbo fijo a lo nuestro;
Y lo peor: dejaste de creer.
¿Por qué has dejado de creer?
¡Calla! Creo saber la respuesta, 
Y no deseo escucharle por lo menos esta madrugada. 
Es que aquella duda me desvela porque aún estás presente en mis letras,
En gran pedazo de mi existencia.
Estas presente en mi alma de escritor,
¿Qué si soy bueno?
Que se yo.
Algunos pocos dicen que si,
Otros dicen que aquello (es decir, esto) no sirve.
Al fin y al cabo,
Todos los caminos y escritos me hacen creer en tu recuerdo,
Y aquello es lo que mantiene vivo esto.

domingo, diciembre 7

Poesía

Mientras la lluvia cae afuera,
Y un niño llora
Poesía ínfima 
Adentra mi ser,
Haciéndome escribir
Versos a quien desee
A todos,
A nadie.
Mientras la lluvia cae
El mundo de allá afuera no caerá
En los surcos de la espiral
En los silencios de frazadas mortales.
Mientras llueva
La poesía
Mojará estas venas

sábado, noviembre 29

IV

Como lo benévolo del pensamiento es aquello con lo que crecemos
De una u otra forma material y espiritual,
He de referirme a lo más sencillo
Y más claro posible en este cuarto libro:
Hay personas a quienes nunca pude o podría olvidar;
Entre estas personas te encuentras tú:
El simple nombre del cual no
Lograre zafarme así pasen cien años. 
Se afirma que el amar es proclive a la desilusión
Al odio y el resentir:
Con vos no logré llegar a sentir
Aquello que desvela a los amantes,
A los falsos poetas y a los locos suicidas:
Amor, odio, celos, envidia, cariño.
Todas las palabras que se reducen a resumir
Aquello que aún no logro definir. 
Del porqué otro libro es un razonamiento abstracto
Del cual me lleva a tal dádiva.
Si bien eres importante en algún momento
O lugar de mi vida: ahora sólo queda 
El desesperado camino de buscar fondo al abismo
Del cual vi siempre bordeando la rampa hacía el oscuro fondo de tu cuerpo inalcanzable. 
Te quiero tanto hasta para destruir los sueños ya edificados,
Supongo que aquello es crecer, entender que lo nuestro
No ha pasado de un simple sueño;
Y que el olvido es posible solución 
Ante el conflicto que reinvento:
Mi desorden psicológico ante la estructura social en la que convivo. 
Y si por casualidad algún día llegase 
A preguntar de una manera tangible; 
Me dedicare a responder que estas nuevas letras
No son más que el escondite dentro del sombrero
Del mago que se ha cansado de inventar arte: 
Tanto sea la hora de materializarte 
Más pronto llegar a olvidarte.
Demás está decir que las letras 
Escritas a tu nombre son en destinatario silencioso; 
Es un acto de valentía emprender el olvido y el
Reencuentro por ti y por tus ojos
Que son sólo tuyos, solo tuyos mi vida. 

sábado, noviembre 22

Mis letras

Caminas; 
Caminas sobre algo que no tiene descripción:
Caminas sobre mí,
Sobre mis recuerdos, mis anhelos, mis sueños,
MIS LETRAS.
Si,
Caminas en un lugar 
Al cual hay veces no suelo llegar;
Pero que voy conformando cada día con mis suspiros,
Caídas, levantadas,
Conformando esa esencia sobre la historia de mi vida,
Que cada vez es más clara, más concisa.
Si corazón,
Porque vos, solo vos
Ha llegado a adentrarse en mi locura,
A desbordarla y destaparla,
Para volverla letras: esencia.  
Y aunque los días pasen y la novela no se escriba,
Quiero que entiendas,
Que mi vida, escrita en poesía
Toma tu presencia en ese mar llamado Leyenda. 
Porque mirando esas hojas,
Posadas, sucias, descuidadas, 
Me hace recordar las miles de letras dichas atras;
Y hace prometerme y jurarte
De que esa maqueta se convertirá en novela,
Se convertirá en Leyenda. 
Y tú, Musa de mis letras,
Seguirás navegando en los silencios de esta habitación,
En lo silencios de mi vida.
Y yo, desde aquí,
Desde el centro de mi vida,
Que cada vez mas se consolida, 
Yo te escribiré, en silencio, a escondidas.
Porque vos y yo debemos olvidar para reformar,
Si es que en verdad queremos amar.
Pero, tú mis Letras, 
Estarán allí presentes en la esencia eterna,
En la poesía eterna, 
En nuestra novela, aquella que será Leyenda...

domingo, noviembre 16

Tu chaqueta

Maga, dulce maga;
El recuerdo de tu chaqueta;
Tu chaqueta maga, tu chaqueta.
Esa de color gris,
Esa que me encantaba
Esa que era linda.
Esa con la que soñaba
Que vos, llevándola junto a tu sombrilla
Observabas aquel edificio (del centro)
Bajo una leve llovizna
En una noche de diciembre:
Como tu seudónimo, amada mía.


domingo, noviembre 9

Día 4

Aposté a lo más grande, y aquello sigue vigente.
Sigue en el amanecer entrante,
En el ocaso que ha de caer,
Sigue allí bajo la esperanza de un Buenos Aires
Con olor a mate, a milanesas,
A un libro viejo de Cortázar,
Al tabaco de una pipa
Y las noches de cariño hundido en tu piel. 
Que quieres que te diga,
Que quieres que te escriba;
Si ahora el amor no existe
Y yo deseo compartir mi vida.
Aquellas letras son la salida
O la entrada al infierno llamado realidad.
Y para los dos es diferente:
Para los dos es un puente, un sueño.
Así lo veo yo, no se vos como lo veas.
Si, vos,
Que te escondes para martirizarme
Y a la vez enloquecerme aún mas
Viviendo en un lugar cualquiera de Floresta
(Viste, hasta ya me lo sé de memoria)
Y que importa si es un si o un no,
Si los sueños, en su esplendor, no dependiesen 
De la maldita dualidad humana
Sino de la fantástica totalidad.
Viste,
Viste que fácil es salir cuando tienes algo porque vivir.
Viste,
Viste lo que he prometido, y lo que he de cumplir.
Viste,
Viste quien vive para vos y por vos.
Viste que aún queda mucho por vivir,
Por escribir;
Dulce literatura, viste. 

jueves, octubre 30

Es por Eso

Yo no puedo olvidarme de vos.
No puedo. 
Eres como el primer sorbo de café en la mañana,
Como el ideal por el que luchas,
Como la canción que te hace recordar,
Como las letras que no podes olvidar.
Yo no puedo olvidarme de vos,
Así el universo se junte y quiera destruir
Lo construido tras tus ojos cafeces, 
Que son sólo tuyos mi vida, tan sólo tuyos.
No puedo, no puedo. 
Por eso aquella decisión,
Por eso este blanco y negro;
Porque debo salvarla; debo salvarla.
Es por eso, es por eso.
Debo salvarla, y debo salvarme.
Si puedes entender eso,
Sabrás que eres las alas que me mantienen en vuelo,
Que eres lo que yo más deseo, 
Que eres la persona que inspira,
Uno, dos, los libros que sean.
Porque sé que me contradigo,
Sencillamente al buscar hacer la correcto
Siempre termino haciendo las cosas mal.
Siempre termino errando, errando, errando. 
Caigo para que tu aire me levante,
Y no por eso te pido algo;
No te pido nada. 
Sólo que respires, y me regales esa frase,
La de siempre.
Más,
No me creerás.
Ya sé lo que te diré: 
Un segundo libro viene para vos...

domingo, octubre 19

Senzantez

Entre avatares y regresos;
Entre el riesgo que significa recorrer el
Camino con el fin de llegar a una meta;
Yo me encuentro en la encrucijada de aquel
Que piensa que lo tiene todo por su decisión
De vivir ante aquel mismo riesgo.
Quizá, mi pensamiento no sea más que
Una bóveda de lugares, fechas, horas y leyes
Perdidas en el balbuceo de dos o tres palabras mal tragadas.
No importa si nos urgimos en la boca de una amante
Cuando ni siquiera corremos al cielo placebo de nuestros deseos:
Me pierdo en la sensatez del que olvida,
En la sensatez del silencio
En la sensatez del sentimiento.
Y aunque no sea más que un burdo escrito 
De palabras sin sentido, sin dirección alguna
O sin aquel camino acompañado de guerras sin sentido, 
Ahogarme en la soledad de un lugar vacío de esperanzas y dioses
Es lo único ufano ante la saciedad, si, extingua de la vida.
Oh vida, si tan sólo supieses que aquel
Que no sufre está destinado a los avatares 
Más crueles del destino;
No te quedarías exhorta ante la ignominia 
Que recorre nuestros pueblos.
Si tan sólo hoy te quedases aquí,
En la sensantez, vuelta sesantez de un escritor
De una hora, de un día, de un mes 
Junto a las palabras enviadas a destinatarios perdidos
Os darías cuenta que aquel leve suspiro,
Que aquella llamarada de sol intempestiva
Por la soledad de un niño recluido en su prosa,
No es más que el poco resquicio rastrero
Que separa lo más sentido y comprendido;
Porque ese momento de sensatez,
Ya dicho y escrito
Vuela nuevamente a lo dicho y por decir...

viernes, octubre 10

Cae la lluvia

Cae la lluvia;
Y yo, desolado en busca de un futuro.
Cae la lluvia;
Y tú, desolada en la distancia que se parte
En la falta de lo concreto,
Aquello que revela nuestra existencia.
Cae la lluvia
Mientras aparco en la soledad para no mojarme:
Cualidad de joven que no he perdido.
Cae la lluvia;
Mientras intento dibujar tu sonrisa
En aquel asfalto lleno de agua:
Me trato de esconder de mi certeza
Sólo para reconocer lo verídico,
Lo que ya se ha dicho
Mientras tu pelo se moja
En aquel elixir que significa escapar
A la realidad decadente;
Es por ello la decisión de rebelarse.
Cae la lluvia,
Y heme aquí sin leer,
Ni palpar tu cintura. 

viernes, octubre 3

Blanco o Negro

Noche o día, 
Luz o sombra, 
Izquierda o derecha, 
Bien y mal.
Dualidad humana, 
Que se pierde en los estribos de la realidad;
Porque cuando buscas ser más,
Hay veces que te soles confundir de lugar:
No sabes si estas allí, si estas allá,
No sabes si te levantas,
Si caes, 
Si vuelas por los aires,
Si te zambulles por el suelo.
Mirá:
Las cosas son raras
Y la vida es una rueda que nunca frena 
(Como lo diría aquel poeta).
El todo y nada es fácil, 
Pero hay veces que es necesario
Partir la vida. 
Por eso dividí mi vida 
Ante las calamidades de la misma. 
¿Viste?
Viste que al ver cómo se cae el mundo
No queda nada en que creer,
Y tan sólo está el escribir,
Para buscar la respuesta a la pregunta nunca hecha. 
Viste, como hay veces que el mundo nos enferma,
Y tan sólo queremos escapar para creer en algo por mínimo que sea;
Es levantar la cabeza
Y decir que esta vida
No es más que una metáfora
Propuesta por la locura incierta. 
Más, si te vas al otro lado, 
Encuentras que es una mierda,
Y que nada vale, 
Sino tu dinero, tu "aptitud",
Y tu maldita frialdad ante los problemas de la realidad concreta. 
Vivimos en dos mundos
Partidos por el blanco y negro.
Pero yo digo
Que el negro es donde se es feliz
Y el blanco es donde más sufrís. 
¿Por qué?
Porque los que somos hijos de puta,
Siempre queremos más;
Aunque nos conformamos con lo que se encuentre.
Corazón,
O es blanco o es negro. 
Pero vos y yo sabemos,
Que las excepciones existen
Y que esto es como un Gris. 
Eso, un Gris. 
Arriba o abajo,
Gritar o callar, 
El ser o no ser,
El querer y el odio.
(Siempre hay un solo paso entre los polos,
Doy ese paso)
Es blanco o es negro.

sábado, septiembre 27

Desierto

El epígrafe del imposible
Una salida en busca de la vida;
La mierda que rodea esta existencia
La magia de resurgir en estas letras.
Un desierto siempre lleno de arena,
La anarquía expresa bajo el signo de la cruz inversa.
Una sociedad inmersa en su mierda;
Búsqueda de luz en la soledad eterna.
No me esforcé por ser mejor,
Me estanque en la mediocridad 
Que expresa terquedad;
No busco la grandeza cómo en días de sol;
Busco ahogar las penas detrás de una botella.
El intento sincero de ser distinto,
El pataleo de un ahogado perdido en su silencio.
Hoy me siento derrotado:
Espero que el mañana traiga un mejor tiempo.
Proyectos que salen a la luz en este preciso momento;
Mis deseos de escribir en la piel de la Musa
Aquella que existe:
Aquella que puede ser cualquiera.

martes, septiembre 23

Única dirección

Aquí el problema (o privilegio) 
Es que la carrilera del tren se dirige 
En una sola dirección;
Y los momentos quedan en aquellos
En los cuáles el placer no se ha ejercido, entendiendo que estos,
Psicológicamente son posibles para el sujeto.
De una verdad podemos constatar en este escrito
Y es que de los errores se aprende.
Si no, el sujeto sería simplemente ego*.
Surgen incógnitas desde el inconsciente
Que son resueltas por el hecho;
El hecho, en este caso, (al parecer) es el proceso;
Y la relación psico-sexual con las personas
Se torna un problema al no encontrarse de una manera directa:
No todo el inconveniente radico en el yo,
Pero es que no logro encontrar el momento
Por el cual satisfacer el instinto;
Es como si me declarase en este momento en un ser lento
Ante el ambivalente del placer;
Y que el eco que retumba mis oídos a cada instante
Determinase el único camino posible de escape.
Si me preguntas,
La (única) posibilidad de ejercer 
Por encima de la razón se torna violenta;
El problema es el receptor-a de la explosión de esta,
Porque el tren sigue, 
Y comienzo a pensar que me quedo, que me deja.