sábado, junio 29

Mariposas

Mariposas que se esconden en tu pecho
Salen a flote tras la visión de mi cerebro.
El cariño que esconde tu silencio
Es la frontera que no atraviesa este viajero;
Y tu corazón
Atado íntimamente a la razón
Busca expropiarse ante esta
Para dar paso a estas rimas necesariamente inciertas.
Soy algo indescriptible para mis letras;
Pero para ti,
Quisiera ser el aire por el cual respiras,
El acorde de la guitarra mal afinada,
El bajo que busca un millón de caminatas.
Quisiera inmiscuirme en tu pecho
Con tan sólo el fin de quedarme allí:
No sólo para ver pasar este mundo tan enfermo
Sino para enfrentarlo escuchando tu latir.
Las noches son largas
Desde aquella que se me hizo tan corta.
El esperar por tu brisa,
Me ha dejado en una esquina fría.
Pero ahora, que pronto ha de nacer luz en el vientre de tu cuerpo,
Ha de volverse necesario considerarte
Justo ahora, en este momento, un recuerdo;
Recuerdo que no ha de tornarse hacía ese pasado intransformable;
Sino hacía aquel futuro rebelde y no moldeable.
Cuanto quisiese que esas mariposas vuelen
Junto al gemido de tu boca
Y el calor de tu vientre,
Para atraparlas en la red
Que significa describirte en estas letras, 

Por ahora, sin mucha ciencia. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario