viernes, mayo 3

El globo estalla


El globo estalla.
Somos participes a la destrucción del planeta
En nombre del avance;
Ese supuesto por el cual han quedado miles en las calles,
Y miles en las tumbas.
El ser humano se convirtió en un animal domesticado
Bajo la burda concepción del dinero.
Se comprende que este ha de escudarnos
Ante los problemas, y de paso brindar paz interna.
Más; dónde queda el sufrimiento de aquellos
Por tan solo unos pocos que se impusieron
Tras acumular y promocionar el maldito indiviso.
Donde queda el llanto de los infantes
Que no encuentran más que arroz y agua para alimentarse.
Donde queda el rencor de los parias
Que al verse subyugados por el sistema
Deciden actuar en forma directa.
Donde queda el continuo olvido
Por el cual atraviesa una sociedad (tan nuestra)
Que desconoce su pasado e ignora de donde vino.
El globo estalla.
Pareciese que sólo somos espectadores
Ante tal melodrama;
Que de melodrama, no tiene una pizca:
Porque es la realidad injusta, sagaz, violenta
Que se presenta a la vista.
Es hora de reflexionar;
Porque sólo unos pocos se dan el lujo de estar cómodos,
Por los miles que aguantan hambre
En condiciones muchas veces deplorables.
Es hora de alzar la voz
Y romper el maldito silencio que nos invade.
Que el grito se vuelva único
Ante aquella transformación
Que está llamada a realizarse.
El mundo estalla;
Pero no necesariamente debemos ser espectadores
Ante aquel grotesco espectáculo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario