miércoles, marzo 14

Hiragana


Y que podemos decir
De esta vida que gira y gira y no para de girar,
Ante esas batallas que encaro cada día al despertar:
Hiragana.
Dulce niña,
¿Qué podemos decir?
¿Qué todo está "bien"?
¿Qué todo irá "bien"?
¡Bah!
Tú y yo sabemos que nada es lo que parece,
Ya que las guerras se luchan en contra de muchos:
Uno mismo.
Ahora tú te has convertido en aquella dulce silueta
Que ya mis recuerdos no dibujan.
Esa silueta frágil que deseé en el salón de preescolar
Cuando creí que la realidad, esa que te venden
Era una salida; (¿a dónde? No lo sé)
Solo para darnos cuenta que nuestra vida
Es sólo una entrada, porque
Cada uno decide a donde ir,
Cada uno decide correr su suerte,
Cada uno decide vivir como pueda.
Yo te escribo por una razón que no logro descubrir;
Más,
Coger un esfero,
Recordar el viejo tiempo
Describirlo en un cuaderno
Se torna perfecto y sublime,
En esos días en que la vida
Nuestras vidas, parecen casi idas, perdidas en algún lugar de esta existencia.
Prima:
Desde aquí, el otro lado de nuestro silencio,
Makoto te ha escrito letras
Con el fin que al menos una sonrisa
Surja en tu rostro, y adorne tu cabello color claro castaño.
Que tengas un buen día compañera de mi vida,
De tu vida,
¿De qué vida?


No hay comentarios.:

Publicar un comentario