jueves, febrero 2

Póker

Como en la vida todo debe aprenderse,
Nadie me enseño a jugar las cartas.
Tuve que aprender de mis errores
Tras apostar por las cartas equivocadas;
Aunque de estas, siempre queda algo.
Llegue al juego de la vida con mucho por apostar.
Ahora, me juego mi última mano
Para seguir jugando en la mesa del azar;
Aquella de la cual no quiero irme como un perdedor,
Sino como el gran jugador que aprendió de sus errores y gano.
Poseo mi último apartado de fichas
Y como siempre, van al centro de la mesa.
En mi mano contengo dos cartas no muy favorables;
Espero que la última carta que se destape
Traiga consigo aquel poco de fortuna que necesito:
Sólo pido eso
Esa carta que aún me mantenga en juego.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario