domingo, abril 29

Hogurà


Hay cosas en la vida que no tienen explicación;
Y eso significa errar en mi sentido científico.
Pero tú, aquella dulce cosa inexplicable,
Podrías contarme que es aquello que nos inunda 
Cuando terminamos de leer un libro,
O cuando tu equipo predilecto gana un título.
Es posible explicar cuando un ser amado se pierde
Una noche cualquiera (siempre con esa brisa que roza los rostros)
Por esos azares de esta vida furtiva. 
Posiblemente dirás: la poesía, las letras;
Y todo aquello que sentimos en nombre del Arte.
¿Pero qué es el Arte sino la cosa más inexplicable de esta existencia?
Es por eso que existen cosas que no tienen explicación.
Como un libro de Cortázar, inexplicable.
Hay veces que trato de recordar,
Desde hace cuánto convives en mi memoria;
Y porque aquella imagen que me forje de ti,
Aún convive (ya menos) 
En aquella debilidad que se convierte en fuerza
A la que llaman "esperanza". 
Es algo inexplicable como una sorpresa,
Esas que suelen dejarte con la boca abierta.
Como lo sueños locos, esos que te dejan en un limbo entre lo real o lo irreal,
O como la inspiración:
Aquella maldita que no te abandona;
Al contrario, te seduce, te llama a escribirla. 
Esas cosas son algunas cosas inexplicables,
Como lo son tus seis letras:
"Hogurà"
Me han preguntado qué significan aquellas letras,
Y, a decir verdad, aún no lo sé.
Al comienzo eras un sueño de un infante
Que creía que el mundo era un lugar interesante;
Pero cuando abrí los ojos, y entendí que el mundo
Es un lugar enfermizo, en donde todo esta caído,
Supe que tu imagen no cabía allí; 
Pero no se fue. Sigue allí, quizá como un recuerdo,
Quizá como un poema escrito en algún cuaderno;
Pero no sé qué eres.
Quizá eres la conformación de una Musa, 
O la sinfonía que compone la esencia de ella. 
Al fin y al cabo,
La certeza que tengo es que eres el último cielo a llegar, 
Así que la libertad de nuestros sueños,
Son el camino hacia ese final al que nos enfrentamos cada día:
El precio de la libertad, es el silencio de la contradicción.
Inexplicable como lo que escribo,
Inexplicable como el silencio de las letras. 
Eres otra de esas cosas que no tienen explicación:
Y yo, escribo alegre por ello. 

viernes, abril 27

A los libros


Acompañantes nocturnos,
Amistad con lealtad:
Tesoros sin precio,
Soñadores perfectos.
Los libros son puertas,
Entradas a mundos infinitos;
Sombras que muestran un destino,
Caminos a lugares sin retorno.
Son paz para el alma,
Calma en al turbulencia interna;
Bálsamo del caminante,
Aurora del siempre desvelado. 
Son Musas de poetas,
Obsesiones de escritores, 
Compañeros de lucha, 
Recuerdos en nuestra memoria colectiva. 
Son como infantes,
Que luego crecen tras las páginas,
Para cuando lleguemos a la última,
Nos dejen, una posibilidad de regreso.
La lectura es un lugar donde el regreso es permitido.
Belleza contenida en letras,
Sensaciones transcritas del papel;
Siempre han de decirnos algo,
Aquellos libros que nos atrevemos a leer.
A los libros:
Todos los silencios infinitos que han de llegar. 



jueves, abril 19

En una próxima estación


Vos no sabes
Cuanto celos tengo de aquel que ha robado tu corazón,
Y disfruta, como yo, tu fragancia olor a miel.
Si,
Aquella fragancia que me ha hecho volver a creer;
Aquella fragancia que me hace soñar
La locura que deje de sentir
Por un frío invierno del cuál, no se si he salido.
Eres mi escape a un mundo frío y sin sentido;
Un mundo lleno de banalidades, que, siempre me espera.
Tu cadera, tu vientre, tu espalda:
Todo,
Sencillamente todo de ti,
Me vuelve adicto a tu presencia, a tus caricias, a tus besos.
Es por eso que tengo celos de aquel,
Que toca y palpa tu melodiosa piel.
Pequeña Musa de inspiración,
¿Por qué los veranos son tan cortos?
Cómo lo es así misma tu edad...
Niña de mil sonrisas envueltas en un papel celofán:
Aunque me digas: "No me lo digas más"
Te lo digo (no me pongas esa cara) una vez más:
Cuantas cosas te quedan por vivir...
Quizá sea por eso
Que acepto a aquel intruso entre en tu vida,
Que, como este escritor,
Roba tus sueños, tus deseos, tus besos.
Solo por este corto verano te compartiré,
Porqué la decisión pesa más ante la ilusión.
Y espero, anhelo, sueño,
Que en un próximo verano (mejor, que sea invierno)
No andes volando en el sueño de la duda,
Ni te andes desvelando por cosas sin sentido,
Para que vos, junto a las melodiosas alas que he de crearte,
Lleguen hasta aquí, un paraíso eterno
Que descubriremos junto a un amanecer;
Si, esa cosa que aún falta por soñar, por vivir.

martes, abril 3

Para los días Tristes


Cuando te sientas triste, sola y perdida,
Solo quiero que tomes una pausa;
Mira al cielo,
Y piensa en todos los momentos felices entre tú y yo.

Si mirar al cielo no te calma,
Tranquila;
Ahora cierra los ojos
Y siente mis caricias que allegan desde el mismo Edén.

Y si aún te queda una lágrima en tu rostro,
Recuerda sólo una cosa:
Que te quiero más que al universo entero,
Y que siempre estaré en tu lecho, bajo tus sueños. 

domingo, marzo 25

Ángel

Solemos caer, equivocarnos.
Solemos sentirnos solos en un mundo tan grande,
Tan grande que una vida no nos alcanzaría
Para descubrir todo aquel mundo inmenso.
Si, tan grande para aceptar que todo tiene un límite,
Un límite al cual no hemos llegado los dos aún;
Te lo puedo jurar por mi vida.
Pero de eso no es este escrito
Entre tantos perdidos en los cuadernos que escribo.
No, de eso no.
Porque solemos caer; caer tan fuerte, tan duro,
Que creemos que no podemos levantarnos,
Pero no es así.
Porque levantarse es posible,
Porque es lo más grande de esta vida.
Y, al levantarse después de haber caído,
Justo allí, estoy yo,
Cuidándote a la distancia,
Dándote aliento con estas letras
Deseándote una alegría en tu día,
Esperando que sonrías bajo la lluvia.
Soy tu ángel,
Aquel que te protege cuando estás perdida, 
Cuando no sabes que hacer.
Cuando el peso de la vida te cae,
Y pareces que no sales de los pozos oscuros
En los que soles caer;
Aquellos que no son tan hondos por tu coraje,
Aquel coraje que te caracteriza.
Soy tu ángel
Que te apoya en busca de tus sueños,
Que te sigue a cada camino,
Que te forma con cada letra,
Que cree en vos sobre todas las cosas.
Soy alguien que cree en ti,
En tus potenciales, en tu arte.
Por eso me alegra velar cada paso,
Cada letra que escribes,
Para seguir a lo que nosotros llamamos: adelante.
Por eso,
Aunque sea a la lejanía,
Recuerda que alguien te cuida
Y está pendiente de vos.
Recuerda que soy tu ángel,
Aquel que nunca te abandonará,
Aquel que siempre te guiará...


miércoles, marzo 21

Sencillez

Pensamientos convergentes en el laberinto de la mente
Sombras oscuras que salen a caminar invocando al pasado;
La armonía de encontrar conexión en los pensamientos
El arrepentimiento ante los errores ya cometidos.
El fulgor de una nueva expresión artística
La alegría de encontrar paz en el silencio;
El color negro que se esconde tras el blanco
El carisma siempre presente en un guerrero.
La conformación de otro ser
El desvelo siempre necesario;
El recuerdo que se pinta de enseñanza
La oscuridad de un escrito sencillo.
El camino es largo
Pero la sombra ya no pesa ante la sencillez de la vida.



miércoles, marzo 14

Hiragana


Y que podemos decir
De esta vida que gira y gira y no para de girar,
Ante esas batallas que encaro cada día al despertar:
Hiragana.
Dulce niña,
¿Qué podemos decir?
¿Qué todo está "bien"?
¿Qué todo irá "bien"?
¡Bah!
Tú y yo sabemos que nada es lo que parece,
Ya que las guerras se luchan en contra de muchos:
Uno mismo.
Ahora tú te has convertido en aquella dulce silueta
Que ya mis recuerdos no dibujan.
Esa silueta frágil que deseé en el salón de preescolar
Cuando creí que la realidad, esa que te venden
Era una salida; (¿a dónde? No lo sé)
Solo para darnos cuenta que nuestra vida
Es sólo una entrada, porque
Cada uno decide a donde ir,
Cada uno decide correr su suerte,
Cada uno decide vivir como pueda.
Yo te escribo por una razón que no logro descubrir;
Más,
Coger un esfero,
Recordar el viejo tiempo
Describirlo en un cuaderno
Se torna perfecto y sublime,
En esos días en que la vida
Nuestras vidas, parecen casi idas, perdidas en algún lugar de esta existencia.
Prima:
Desde aquí, el otro lado de nuestro silencio,
Makoto te ha escrito letras
Con el fin que al menos una sonrisa
Surja en tu rostro, y adorne tu cabello color claro castaño.
Que tengas un buen día compañera de mi vida,
De tu vida,
¿De qué vida?


martes, marzo 6

Desde Allí

Allí,
En el centro inventado por el silencio.
Allí,
en donde parece que ha llegado el resurgimiento.
Si, allí,
Donde te encuentras a ti mismo.
Allí en donde lo has inventado todo
Y aquellos no destruyen nada.
Allí, donde las miradas absortantes
Sueñan con volar en aquel cosmos sin final.
Allí en donde los sueños nacen
Y se rehacen en el gesto de mirarse.
Sí, allí;
Donde somos todo,
Donde somos nada
En donde somos uno.
En donde volamos y regresamos
En un solo instante, fugaz, palpitante;
En donde eres el observador del mundo
Y eres el más observado de éste:
El fiel mundo incesante
Creador de materia prima al instante.
Y sí, allí;
Dentro del centro que no es centro,
Del centro que no existe,
Del centro que reinventaste.
Dentro será otro el universo,
Y será el momento de ser el observador
Y viajero del silencio.
Sí,
Aquel silencio eterno...

jueves, febrero 23

Itaru


Itaru:
Mi Itaru.
Tú, que andas perdida en las letras del olvido,
Hoy observas junto a mí el fin de algo.
No preguntés de qué;
Tu "otösan" regularmente no sabe 
Donde se encuentra parado. 
Pero no te preocupes, 
Encontraré ese centro;
Y allí me quedaré.
Falta poco,
Te lo aseguro pequeña Itaru,
Itaru de mi vida. 



lunes, febrero 20

En estos Días

Los recuerdos "pervertidos"
Nublan mi mente en estos días
En donde la lluvia aterriza contra el asfalto con furia.
Los días se hacen eternos,
Y escapar ya no está presente en los libretos.
Y qué más da
Si los días ya mueren 
En el alba del amanecer creciente.
Los besos perdidos en el pasado
Son el pan de cada día,
Y los abrazos perdidos en el verano
Me dan frío en vez de calor humano.
Los recuerdos juegan en mi mente
Como fichas de ajedrez, sin caballos;
Y los suspiros incrementan 
Como la respiración entrecortada del llanto.
Las noches son días
Y los días son noches.
Las estrellas se esconden
En ese mar negro, oscuro
Que nos regala el cielo
Que nos quita el infierno.
Y el silencio se vuelve en la Musa
Más preciosa del poeta,
En donde tan sólo una mirada
Basta para volver a volar en los sueños de una noche con estrellas.
Son estos días
En donde todo cambia de vigías.
En donde
Los sueños y las huidas
Se convierten en enemigas suicidas.
Si, son los días
En que los recuerdos
Nos comen en silencio, y nos dejan 
Sin salida.

lunes, febrero 6

Condena


Y perdí lo más grande
Lo más lindo
Lo que yo pedía.
Y tengo que irme.
Yo, que tanto te esperaba,
Y ahora que te tengo; que te tuve,
Abandone mi suerte y el olvido de poder amarte.
Pero, como acordamos, tú fuiste la ganadora;
Y así es, y así será recordado.
Porque allí afuera alguien te espera.
Más, a mí, me espera el infierno del poeta:
Un infierno solitario y lleno de mentiras,
De musas que se pierden en la oscuridad siempre divina.
Que linda eres en verdad
Mi musa de inspiración silenciosa, perfecta.
Mis letras me llaman,
Y quizás, ese es el sacrificio:
Tú, y mi vida,
Por la condena de la literatura
De las letras, de las rimas.
Te vas, y no puedo hacer nada.
Tan sólo el llanto silencioso
Se apodera de mí ser
Y se convierte en melancolía pura,
En melancolía enceguecedora.
Te vas, y yo te beso en la mejilla
Deseándote suerte en tu viaje; en tu vida.
Y yo me quedo allí,
En aquel centro que no es centro
En aquel lugar que nadie conoce,
Aquel lugar en donde vos y yo
Fuimos alguna vez un sueño del amor,
Aquel sueño que se sacrifico
Para que tú y yo no perdiéramos la razón.
Te quiero, adiós,
Y las gracias desde el corazón. 

jueves, febrero 2

Póker

Como en la vida todo debe aprenderse,
Nadie me enseño a jugar las cartas.
Tuve que aprender de mis errores
Tras apostar por las cartas equivocadas;
Aunque de estas, siempre queda algo.
Llegue al juego de la vida con mucho por apostar.
Ahora, me juego mi última mano
Para seguir jugando en la mesa del azar;
Aquella de la cual no quiero irme como un perdedor,
Sino como el gran jugador que aprendió de sus errores y gano.
Poseo mi último apartado de fichas
Y como siempre, van al centro de la mesa.
En mi mano contengo dos cartas no muy favorables;
Espero que la última carta que se destape
Traiga consigo aquel poco de fortuna que necesito:
Sólo pido eso
Esa carta que aún me mantenga en juego.


viernes, enero 27

Esperanza


Mientras los días transcurren con ese matiz frío, oscuro,
El viajero trata de levantar cabeza
Para encontrar la constelación del sur
Y buscar ese cielo:
El más lejano y a la vez más cercano.
¿Sabes?
Quisiera tener la respuesta a porqué esta vida
Linda en su ufanía, 
A veces suele ser tan dura 
Con las personas que intentan rebelarse ante esta realidad caída. 
Mi niña,
Mi esperanza de amor, única esperanza de amor. 
Desde el infinito de las letras, de los días, y las horas
El sol cae en nuestra ventana para recordarnos
Que la literatura es el gran puente suicida
Por el cual se forja la esperanza de encontrarnos algún día. 
Que aunque al amarnos más y más,
Y aquel sufrimiento de por medio sea cada vez más insoportable,
La locura que envuelve nuestras mentes
Hace que nuestros cuerpos se conviertan en aire
Y los te quiero y los te amo
Sean la esperanza del cruce infinito de nuestras manos. 
Día a día aumenta la ilusión al lado de la desesperanza;
Pero prométeme que lucharemos hasta el final
Y que de mí nunca te vas a soltar.
Eres todo lo que yo deseo en esta existencia,
Siempre pérdida en los ojos cafés que son tuyos,
Tan sólo tuyos mi vida. 

viernes, enero 20

Batallas ganadas; Batallas perdidas

Las guerras son largas, eternas,
La vida misma puede considerarse, en una definición etimológica,
Una guerra contra el mayor enemigo: uno mismo. 
Más, las batallas (de la vida) pueden ser cortas, efímeras
Como el leve susurro de los árboles en otoño. 
Habrá batallas ya luchadas, otras por luchar, las que nunca lucharemos,
Habrá cientos de enfrentamientos en la memoria individual;
Batallas que se dejan a medio luchar,
Como el son nunca encontrado,
Como el acorde nunca tocado.
Batallas que se pierden,
Como las lágrimas derramadas
Como el llanto ahogado por el que está lejos.
Batallas que se ganan,
Como la sonrisa de satisfacción por haber arriesgado
Como el beso bajo el teatro de la vida marcado por la lluvia infinita.
Habrá batallas en donde no se sabe que pasa alrededor,
En donde el silencio suele ser el mejor postor. 
Batallas de gritos,
De miles de razones nuca válidas.
De mentiras, de engaños,
De proezas, de resguardos.
Habrá batallas en donde el contrincante es tu ideología,
En donde el mundo se te viene encima;
En donde quieres que todo se caiga al piso
Y jamás regresar a este mundo, a veces, tan vacío.
Batallas ganadas, perdidas;
Batallas y batallas que pasan 
En esta rivalidad contra uno mismo llamada: Vida.
    



jueves, enero 12

¿Estarás?


Oh corazón 
Que ciudad tan sublime. 
Si, es perfecta, es la ciudad de los sueños
De los suspiros, de los veremos.
Si tú vieras y sintieras cuando esa ciudad se destruye
Se vuelve cenizas, expira y vuelve nacer.
Si tú vieras como yo la veo;
Porque todo es silencio, y ese silencio
Rompe los mares de entendimiento, las calles, el "te quiero". 
Porque tú estás allí corazón
En el silencio, en el veremos,
Siempre detrás de las cortinas falsas de esta vida. 
Estas donde no te veo,
Estas donde todos se esconden.
Estas, no te veo, pero estas. 
Porque palpo tus delicadas manos
Y todo el mundo (mi mundo) se va al carajo. 
Porque al cerrar los ojos y besarte
Todo renace y vuelve a comenzar. 
Estas donde no llego, donde tan solo sueño.
Estas, tan solo sé que estas; más ya no te puedo palpar.
Corazón tu eres el final de todo, el final a llegar. 
Eres el sueño del despertar o el de ahogarme más. 
Vos tan sólo estas cuando no hay más.
Porque al cerrar los ojos una vez más
El mundo se cae a pedazos
Y sólo quedas tú;
Allí, ida, siempre con la cabeza en otro mundo sin salida. 
Siento como estas junto a mí y juego con ello,
Lo vuelvo mi pasatiempo.
Pero, ahora ¿estás corazón?
¿Sigues existiendo?
¿Te hallaras mañana junto a la estación de la Nacional?
Estarás mi niña; ¿Estarás?


miércoles, enero 4

Réquiem Maga


Cuestionarme por qué te vuelvo a escribir,
Sería algo estúpido de mi parte.
Mira, “La vida es una rueda que nunca frena”
Y a pocos días de partir nuevamente
A un destino que busca ser eso mismo,
Me vuelve ese coraje perdido
En estas letras relegadas durante los hechos sucedidos.
Maga;
Eras como esa niña reprimida
A quien le tocó cambiar los sueños por aire.
Te refugiabas en tus ensueños
Pero estos no florecían, estos te hacían daño.
No te preocupes:
Soy luchador de guerras y contigo supe perder.
Pero Maga, ven,
Resurge, vuela, sueña.
No te estanques al caminar sola por la deriva incierta
Y piérdete un rato en el olimpo, en tu paraíso. 
Escucha tocar aquel piano del destino;
Trata de no ahogarte en los mares de ese silencio
Tan destructor, tan maldito.
Sobrevive el desierto de vender los sueños;
Y enséñame esas manos que se olvidaron de plasmar arte
Para venderlas a ilusiones que no son tuyas.
Véndete, como alguna vez lo hice:
Pero no olvides tus sueños, no lo hagas. 
Móntate en este tren que no va a ningún lado
"Que mis manos ya están cansadas 
De coger el mundo con los puños apretados".
Si, con estas letras te doy
El Réquiem a tu figura esbozada Maga,
Siendo lo más probable que jamás, lo sepas.