lunes, septiembre 12

Bienvenido a un Paraíso


Si me preguntas qué es el paraíso,
Te responderé:
No sé qué es el paraíso; no sé qué es.
Pero si me preguntas:
Para ti, ¿Qué es el paraíso?
Las cosas cambian.
Porque no te digo una verdad única, 
Te digo la mía.
El paraíso es un estado
Entre los muchos que has de estar en esta metáfora llamada vida.
Es un estado en el cual has trabajado para llegar a él;
Y tendrás que trabajar aún más para estar en él.
Y no me malinterpretes cuando me refiero a trabajar,
Esa palabra ha sido transmutada durante el pasar del tiempo.
Mejor te cuento; no, te cuento no,
Te doy la bienvenida al paraíso,
Ya siempre será mejor compartido.
Te doy la bienvenida persona cualquiera,
Te doy la bienvenida.
Porque al intentar sesgar por primera vez un estado parecido al cual me refiero,
Mi primera condición fue invitar a buscar este lugar, este leve sereno.
Así que si quieres compartir algo conmigo,
Lo que sea,
No importa; Siempre será bienvenido.
Que yo te comparto lo único por lo que nací:
Letras.
Mira:
Somos humanos por nuestros deseos mundanos;
Y podemos observar miles de cosas, hechos, señales.
La cuestión no es esperarlas; es buscarlas.
Es buscar en la más pequeña planta
La grandeza imponente que pueda significar un roble.
Es buscar en la mirada perdida
El ángulo perfecto para entender lo que piensa aquella persona.
Es naufragar y hundirse
En los mares de cemento y silencio,
Porque el humano no es solo carne, respiración, reconocimiento.
Trata de olvidarte un rato de tu naturaleza humana
Y vuélvete aire; vuélvete aire.
Nunca olvides a quién te quiso;
No olvides, jamás olvides.
Tampoco vivas de los recuerdos.
Crece, vive, ríe, revoluciona;
Eso significará que realmente valoras mis Letras.
Es un paraíso en el que apenas desempaco
Y ya observo las primeras casas del camino que significa el allá.
¿Hacia dónde?
Que importa, solo sé que es hacia allá...





No hay comentarios.:

Publicar un comentario