domingo, enero 21

Escribir II (Inédito)

Enfrentarse al papel
Es una cosa de demonios.
Pues,
Los días son iguales
Y las letras repetitivas.
Como las partidas de ajedrez
Escribir encuentra muchas posibilidades;
No se dirá lo mismo,
Pero es posible que lo escrito,
Suela ser repetición de algo ya dicho.
Por ello,
Mantener el equilibrio es constante,
Y apenas las funciones de revolucionar en algo,
Por ínfimo que sea,
Se adolece por la constricción natural del ente.
Somos participes de la vida
Y es que acaso es tan difícil mencionarlo.
Es más,
Si las horas son gastadas en la penumbra,
Que los días caigan en artimañas del pasado
Es algo constante.
Frustrante es salir a la calle
Y despeinarse.